Los básicos de armario femeninos son prendas muy neutras y versátiles. Son necesarios en todo armario de una mujer coqueta.

Son unos imprescindibles para combinar a la perfección con el resto del armario y sus complementos. No impiden seguir las modas. Pero es necesario que sean de diseño lo más clásico y de calidad posibles.

El vestido negro de líneas simples es por antonomasia el clásico de los clásicos. Mejor de lino. De día, con complementos más bohochic, lo hacen informal. De noche, con unos zapatos de tacón, también básicos, te dará un look sofisticado.

El vestido de sastre de tonos claros, es idóneo para los almuerzos más formales.

Un pantalón negro combinará a las mil maravillas con una camiseta blanca, otro básico.

Los pantalones claros de lino dan mucha frescura al día a día. Combinada con una camisa básica, también de lino y un colgante de piedras te dará un toque muy mediterráneo y minimalista.

Los tejanos de tela fina con unas zapatillas deportivas, otro must, caminarás cómoda tanto por la ciudad como en el campo dándote un toque muy casual.

Otros básicos de armario son la falda cortalarga de tonos neutros. Así puedes combinarlas con una camisa a la última.

La clásica rebeca de punto para las noches más frescas e, incluso, un twin set. Los colores, neutros. Así podrás combinarlos con aquel vestido estampado que tanto te gusta.

Otro básico del armario es el bikini o bañador para la playa. Y claro está, con su pareo correspondiente.

Finalmente unos zapatos planos para caminar cómoda en un día de mucho trajín o visitando cualquier ciudad, en vacaciones.

Los patrones de estos básicos serán en función de tu constitución. Si eres una mujer alta y delgada lo tiene extremadamente fácil. Desde prendas entalladas a anchas. Por el contrario, tendrás que encontrar los básicos con modelos y tonalidades que más se adapten a tu cuerpo y estilo.

Este vestuario, más o menos completado, se adaptará a las otras prendas de temporada y vestirás a la última obedeciendo a tu propia personalidad.