La Costa Brava, en Girona, tiene una magia muy especial tanto en verano como en invierno. Está lleno de hermosos parajes. Y como no, de hoteles con encanto.

Para pasar unos días en la maravillosa Costa Brava, lo mejor es alojarse en hoteles con encanto para gozar mucho más de estos espacios.

Hotel Trias

Hoteles con encanto

Habitación Hotel Trias, uno de los hoteles con encanto en Palamós

El Hotel Trias es de esos hoteles con encanto de toda la vida de Palamós. Tiene una magia especial. Primero, está a primera línea de mar. Segundo, las habitaciones son espaciosas y cuidadas, la mayoría con vistas al mar. Tercero, se come muy bien.

Te da la bienvenida el jardín y la enorme piscina. Al entrar por la recepción ya te envuelves por su calidez. Suelos de tarima, decoración con un punto colonial, paredes blancas, luces las justas. Sus habitaciones son claras combinando con azules. Denota la cercanía del mar. Y la terraza, ideal para ver los amaneceres junto al mar. La cama es enorme y se duerme de maravilla.

Como te entretengas es cosa tuya, pero un buen libro en la terraza de la habitación, es un plan perfecto.

Hostal Empúries

Hoteles con encanto. Hostal Empúries, Costa Brava.

Hoteles con encanto. Hostal Empúries, Costa Brava.

Otro hotel con encanto de toda la vida a primera línea de mar. Enclavado en medio de bosque mediterráneo a pocos minutos en coche de L’Escala. Y a escasos metros del yacimiento arqueológico de Empúries.

Llegas a través de un camino de tierra. No ves el hotel hasta que no llegas.

A tu llegada, vislumbrarás la recepción entre un jardín. La arquitectura de este establecimiento es espectacular: minimal. Llegarás a tu habitación entre jardines y pasillos. Tu intimidad está asegurada.

Las mañanas las pasarás entre los rincones del hotel, mirando al mar y escuchando el Concierto de clarinete de Mozart, de fondo. Eso sí, no puedes saltarte un tratamiento spa y renovarte.

Aprovecha para comer en su restaurante con tus mejores alhajas y bebiendo algún vino especial que el somelier te ofrezca.

Can Casi

Hoteles con encanto

Hoteles con encanto de Regencós: Can Casi

Situado en el pueblo ampurdanés de Regencós, al lado de Begur. Este pequeño hotel rural y con encanto no tiene ni las 10 habitaciones. Cada una decorada de manera diferente. Con un denominador común: todas son muy acogedoras.

Desayunas al lado de la chimenea en invierno. En verano, bajo el porche con vistas al jardín y la piscina. Su filosofía es keep calm. A partir de ahí, haz volar tu imaginación.

Evidentemente, no son los únicos hoteles con encanto, pero no puedes dejar de alojarte.